El pacto de separación entre Jacob y Labán
El pacto de separación entre Jacob y Labán

En Génesis 31 vemos cómo Labán y su familia se resienten por la prosperidad de Jacob y Dios manda a Jacob que salga de Padan-aram y regrese a Canaán. Jacob atribuye a la intervención de Dios el milagro de su prosperidad, acuerda su salida con sus esposas y parte en secreto, sin avisar a Labán, quien se da cuenta hasta el tercer día. Labán persigue entonces a Jacob, pero Dios interviene para moderarle. Al alcanzar a Jacob, el interés de Labán es recuperar ciertos ídolos que había tomado Raquel, pero Raquel los esconde para que no pueda hallarlos. Al final, Jacob y Labán hacen un pacto de paz, realizado de acuerdo a la costumbre de la época, por medio de un monumento como testimonio o evidencia física del pacto. De acuerdo con Génesis 31:38 y 41, nos damos cuenta que el tiempo total que Jacob sirvió a Labán fue de 20 años. También significativo es que Jacob ofrece un sacrificio en Génesis 31:54–55, un indicio más de que Jacob poseía el sacerdocio o autoridad de Dios necesaria para la realización de ordenanzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here