Génesis 33 muestra el rencuentro entre Jacob y Esaú.
Génesis 33 muestra la reconciliación entre Jacob y Esaú.

La primera parte de Génesis 33 continúa la historia del rencuentro entre Jacob y Esaú, iniciada en Génesis 32. Jacob dispone a su familia para presentársela a Esaú, pero lo hace en un orden diseñado para su protección. ¡Para su sorpresa, Esaú corre a su encuentro y le abraza! Los dos hermanos se besan y lloran de gozo. Jacob entonces presenta a su hermano con su familia y le presenta los resultados de su estadía en Padan-aram.

Después de este gozoso rencuentro, Esaú vuelve a Seir y Jacob continúa su camino y se va estableciendo en Canaán, comenzando por Seir, donde edificó cabañas, y Sucot, donde compró parte del campo. En Sucot erige un altar al “Dios de Israel”, con lo cual rememora la experiencia sagrada acaecida en Peniel y hace ya uso también de su nuevo nombre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here