“El libro de Job trata sobre las interrelaciones del hombre con el hombre y del hombre con Dios en los problemas relacionados con el sufrimiento humano, las necesidades humanas y las preocupaciones y poderes del Señor. Demuestra lo inadecuado de la simple tesis que supone que cualquiera que peca sufrirá y que cualquiera que sufra es porque debe haber pecado”. (Ellis T. Rasmussen, “Latter-Day Saint Commentary on the Old Testament”)