Estado de los misioneros tras el sismo de México
La Iglesia reportó el estado de los misioneros tras el sismo de México

SALT LAKE CITY — Después del terremoto más poderoso de México en un siglo, la Iglesia SUD ha reconocido que todos sus misioneros se encuentran seguros y contabilizados, incluyendo los de las dos misiones en la zona más afectada.

“El terremoto de anoche en México afectó a miles de personas y oramos por su seguridad y bienestar”, dijo Eric Hawkins, portavoz de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en una declaración del viernes por la mañana.

“Dos misiones de la iglesia fueron impactadas directamente (las Misiones México Tuxtla Gutiérrez y México Oaxaca) y el terremoto se sintió en una región mucho más grande.

“Hemos confirmado que todos los misioneros están seguros y bien”, dijo. “La condición de otras instalaciones de la iglesia y el impacto del terremoto para otros miembros son desconocidos en este momento. Proporcionaremos información adicional cuando esté disponible”.

El terremoto de magnitud 8,1 golpeó la costa del Pacífico del sur de México cerca de Chiapas el jueves alrededor de la medianoche, con 32 muertes iniciales y reportes de algunos sobrevivientes atrapados bajo escombros.

 

El temblor fue percibido por 50 millones de personas reportadas en el país centroamericano, incluso en la Ciudad de México, a unas 600 millas de distancia. La capital de México fue donde ocurrió un devastador terremoto de magnitud 8.1 en septiembre de 1985, resultando en 10.000 muertos y 30.000 heridos.

La Iglesia SUD tiene 1,41 millones de miembros y 2.016 congregaciones en México, junto con 34 misiones y 13 templos. Dos de los templos del país están en Oaxaca y Tuxla Gutiérrez y están más cerca del epicentro del terremoto. No hubo informes sobre daños a esos edificios el viernes por la mañana.

Las advertencias de tsunami después del terremoto fueron emitidas para la costa del Pacífico de América Central, desde el sur de México hasta Panamá, con la posibilidad de olas de 13 pies, pero los informes iniciales tenían olas de sólo 3 pies.

En el mes, la Iglesia SUD ha emitido declaraciones en las que se reconocen los huracanes en los Estados Unidos y en el Caribe, un mortal deslizamiento de tierra en Sierra Leona y ahora el terremoto en México.

“Con el resto del mundo, estamos profundamente preocupados por los muchos desastres naturales que han ocurrido en todo el mundo en las últimas semanas”, dijo Hawkins.

Fuente: http://www.deseretnews.com/865688353/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here