Entre hoy y mañana conocerás las plagas de Egipto, cuyo relato abarca desde el capítulo 7 hasta el capítulo 11 de Exodo. Verás nuevamente que el poder del sacerdocio es superior al de la hechicería y la magia. Por más que lo intentaron, los magos al servicio de Faraón no sólo no pudieron desacreditar los milagros hechos por Dios a través de Moisés, sino que hubo un momento en que se dieron por vencidos.