El fracaso de Israel en camino a Moab (Números 20-25)

    0
    26

    Moisés mismo comete errores que le descalifican para entrar en la tierra prometida (Números 20), seguidos por la incredulidad del pueblo al enfrentarse a una plaga de serpientes (Números 21). Aunque Balaam se ve impedido de maldecir al pueblo de Israel y sólo logra pronunciar bendiciones (una de ellas muy notable por su carácter mesiánico), es finalmente el instrumento de un tropiezo mayor para Israel (Números 22-25).