Por qué Google se convirtió en el buscador más favorecido de Internet

    0
    1
    Por qué Google se convirtió en el buscador más favorecido de Internet
    La pantalla principal de Google sólo contiene una caja de búsqueda. Imagen: 422737 / Pixabay

    Los primeros buscadores de Internet (search engines)

    En los años noventa, con la popularización de Internet como herramienta de uso común, aparecieron los primeros buscadores de Internet, Archie y Verónica. A partir de entonces se desató una competencia feroz entre buscadores, tratando de lograr la preferencia de los internautas. Conforme pasaron los años, la competencia fue cada vez más intensa, ya que quien poseyera el buscador más favorecido manejaría en realidad el acceso a toda la Internet, lo cual se representa en un mercado valuado en miles de millones de dólares.

    En el fragor de la batalla, héroes cayeron y nuevos héroes surgieron. En el caso de buscadores como AltaVista y Go.com, que fueron líderes de Internet a finales de los noventa, hoy no son sino la sombra de sí mismos. Para darse una idea, tan sólo la versión española de Google (google.es) es hoy más utilizada que todas las versiones que existieron de AltaVista.

    ¿Por qué fracasaron los primeros motores de búsqueda?

    Cuando uno mira atrás hacia esos años, se acuerda rápidamente de los buscadores líderes como Yahoo, Excite o AltaVista. La razón del fracaso de los primeros motores de búsqueda se debe a que cedieron a la tentación de convertir sus buscadores en portales de Internet que proveyeran prácticamente todo: desde direcciones gratuitas de correo electrónico hasta noticias. Los portales de búsqueda aparecían adornados con anuncios de chat, astrología, foros y multitud de servicios semejantes, mientras que la función de búsqueda, razón principal del buscador, se vio visual y funcionalmente descuidada. Por esa razón, la página de búsqueda se volvió gradualmente más saturada, tardando más en cargar y siendo menos agradable para utilizar.

    Todavía peor, los portales quisieron incrementar sus utilidades con el uso de banners publicitarios cuyo contenido no era para nada selecto, incluso de contenido sexual. Esto ralentizó aún más la carga de sus páginas y alejó a una gran cantidad de usuarios que deploraban la poca selección de la publicidad y que, en realidad, sólo acudían al portal en procura de una búsqueda eficaz y rápida.

    El contenido sexual de la publicidad fue un gran motivo para la caída del portal AltaVista quien, en agosto de 2002 cometió el error de firmar un acuerdo con Private Media Group, el organismo líder de pornografía a nivel mundial, con el fin de aumentar la orientación sexual de sus banners. A esta acción siguió el rechazo del público y una pérdida significativa de sus utilidades.

    El surgimiento de Google

    En este entorno, precisamente, surgió Google, el buscador que permitía realizar búsquedas de manera veloz y con una magnífica precisión. Google apostó a usar una página inicial libre de otros servicios y distractores, con sólo una caja de búsqueda, que es lo que el usuario promedio precisamente buscaba. Su única oferta era proporcionar resultados de búsqueda con una velocidad que hasta entonces era desconocida, rara vez superior a décimas de segundo. Además, Google procuraba que los resultados fueran ordenados y filtrados con base en su relevancia.

    Debido a que Google se correspondía mejor con las necesidades de los internautas, los demás buscadores fueron perdiendo rápidamente posición en las preferencias del público, quedando prácticamente relegados al olvido. Para cuando AltaVista procuró copiar en su página inicial el diseño de Google, era demasiado tarde. Google actualmente se ha convertido en el líder indiscutible de las máquinas de búsqueda (search engines).

    El estado actual de los buscadores

    Los search engines actuales sobreviven gracias a la creación de alianzas con sus viejos competidores. Estas alianzas pueden encontrarse ilustradas en forma gráfica en el sitio Search-This.com, conde puedes ver un diagrama que muestra las alianzas entre los principales motores de búsqueda.