Tú eres su vicario

7
356
pila bautismal templo sud

 

Significado de la palabra vicario

La palabra “vicario” viene del latín vicarius, que a su vez se deriva de vice, y que significa “en vez de”. Es decir, que un vicario es el que representa a otro o toma su lugar.

El sumo sacerdote como vicario del pueblo

En las escrituras existen varios ejemplos de vicarios. Uno de ellos es el de los sacerdotes del sacerdocio de Aarón. Al principio se instó a todo el pueblo israelita a entrar en la presencia de Dios. Este era un objetivo ambicioso por parte de Dios, pero no pudo satisfacerse debido a la dureza del corazón del pueblo, cuya indignidad les hizo sentir temor delante de Dios.

Dado que el pueblo no pudo entrar por sí mismo en la presencia de Dios, el Señor concibió otro sistema, un sistema representativo. Bajo la instrucción de Dios, los sumos sacerdotes de este sacerdocio menor, o preparatorio, representaban a todo el pueblo cuando entraban en la presencia del Señor. Una vez al año, el Sumo Sacerdote del Sacerdocio de Aarón entraba en el lugar santísimo, o salón celestial, y así representaba vicariamente a todo el pueblo. Observa el lenguaje con el que Pablo de Tarso se expresa acerca de esto:

Los sacrificios como símbolos vicarios

Los poseedores del sacerdocio menor efectuaban ordenanzas en las cuales también se simbolizaba esta representatividad. Una res era escogida para representar a quien la ofrecía, y entonces se realizaba una curiosa acción por medio de la cual sus pecados le eran transmitidos simbólicamente, y a partir de entonces se consideraba al animal su vicario (su representante), y se ofrecía al animal en sacrificio por sus pecados, como si él pagara por ellos. Por ejemplo:

El verdadero significado del sacrificio ritual

El sacrificio del animal era únicamente una representación del futuro sacrificio de Jesucristo, pues esta es precisamente la forma en que Jesucristo padeció vicariamente por nosotros.

Cada miembro es un vicario

Así como él padeció por nosotros, Jesucristo también habilitó a los miembros de Su Iglesia que toman Su nombre sobre sí para que sean vicarios, al representar a otras personas que no tuvieron la posibilidad de recibir en vida sus propias ordenanzas.

Para este fin, Jesucristo organizó una predicación a los “espíritus encarcelados” en el mundo de los espíritus, durante el tiempo entre su propia muerte y su resurrección.


A esta acción corresponde una ordenanza en la tierra, el bautismo por los muertos, la cual puede únicamente ser realizada en los templos.

El vicario de tu ser amado eres tú

El bautismo que corresponde a esta maravillosa obra vicaria, en la que representantes vivos pueden realizar el bautismo a favor de sus seres amados que han fallecido sin conocer el evangelio, para ponerlo a su disposición y que ellos tengan el privilegio de decidir o no aceptarlo, es la labor que ahora se realiza en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. Esta es una obra de amor, profetizada por el profeta Malaquías para ser llevada en los últimos días, para colaborar con Jesucristo en la salvación del mundo. Todos somos invitados a poner nuestro granito de arena en esta impresionante obra que se lleva a cabo en nuestros días, en los templos que han sido dedicados como una casa apropiada para el Altísimo, a los cuales ahora se nos permite entrar por nosotros mismos, en lugar de estar esperando que alguien lo haga por nosotros.

7 COMENTARIOS

  1. se que me dio en el ojo el resultado no esta en el ser si en la conversión( el valor de la conversión )analisis .*crees simbólicamente así como se te convirtió < el poder facilitar a los que se han ido el llegar alas estepas de la muerte << beer por si mismo facilita las cosas

  2. gracias por el aporte es maravilloso participar por la salvacion de nuestros antepasado y muy buen mensaje para compartir con todos los miembros saludos

  3. Aún una labor más: complementar la labor genealógica con la historia familiar. Para cada persona registrar su biografía y crear un registro de la historia de nuestra familia que pueda transmitirse a las futuras generaciones.

  4. Extender la obra hasta Adán. Tengo en casa la historia de una persona (no miembro de la Iglesia) que así lo hizo, sin proponérselo, usando únicamente recursos de Internet. Para nosotros, que somos miembros, eso puede hacerse. Primero es la línea directa, pero si se pone uno a ramificar, ¡vaya que hay trabajo por hacer!

    Otra labor importante es la indexación. No es la más glamorosa, pero gracias a ella millones de miembros pueden encontrar sus datos y es un bello servicio.

    En todos los casos, los miembros debemos regresar al templo una y otra vez. Si podemos llevar obra propia mucho, pero muchísimo, mejor.

  5. Cuando alguien más de tú familia ha hecho la obra vicaria a uno que le toca aún hacer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here