Felicidades por haber terminado la lectura del libro de Exodo. Ha sido un viaje lleno de descubrimientos y recompensas. Hasta el día de hoy, a finales de febrero, ya has completado la lectura de tres libros completos de la Biblia. Puedes sentirte satisfecho. Compra un chocolate.

El día de hoy tomaremos un pequeño descanso entre libros, pues culminar este logro merece deleitarse. Tengo un regalo especial para tí. Estudiaremos un salmo. ¿Un salmo? Sí, el primero de los muchos que veremos en este plan, pero no es cualquier salmo. Es un salmo especial, no muchos lo conocen. Este fue escrito por Moisés. ¿Por Moisés? Sí. Se llama la oración de Moisés. Y es al final del libro de Exodo, antes de introducirnos al siguiente libro, que se presenta el momento ideal para descubrirlo. Este salmo (observa los primeros versículos) comienza por hablar de la vida preterrenal, muy en armonía con la Perla de Gran Precio. Haz click en el enlace para encontrar la asignación de hoy y empezar a leerlo. Hazlo despacio, disfruta su lectura. Mañana comenzaremos con el libro de Levítico. Recibe un abrazo cariñoso para acompañarte durante este estudio. Gracias por seguir con nosotros en el Plan de Estudio Diario del Antiguo Testamento.