En este video el presidente Gordon B. Hinckley (decimoquinto presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y, por lo tanto, máxima autoridad de los mormones sobre la tierra) explica por qué los mormones o, como se les llama más formalmente, Santos de los Últimos Días, no deben ser confundidos con otras iglesias que practican el matrimonio plural o poligamia.Su declaración es autorizada y enfática: “No practicamos la poligamia”. Aunque en el pasado se practicó entre los mormones el matrimonio plural, el presidente Gordon B. Hinckley explica que han pasado más de 100 años desde la finalización de la práctica y que la Iglesia de Jesucristo no está afiliada ni relacionada con las iglesias que han decidido continuarla.

También lee
¿Visitó Nefi a José Smith, en lugar del ángel Moroni, el 21 de septiembre de 1823?

4 Comentarios

    • Bueno, hay que iniciar comentando que la práctica del matrimonio plural está mejor documentada en la Biblia, particularmente en el antiguo testamento, que en el resto de las escrituras en general. Allí hay documentados al menos 18 casos de matrimonio plural. Es decir, el origen de la práctica deberá consultarse primeramente en la Biblia.

      En el Libro de Mormón nos damos cuenta que el profeta Lehi restringió esta práctica para los nefitas. El comentario de su hijo Jacob muestra que se trataba de una práctica sagrada, qué sólo Dios podía autorizar y denegar, y que sólo se autorizaba por razones correctas. Como ejemplo de las razones correctas, Jacob enuncia la siguiente

      30 Porque si yo quiero levantar posteridad para mí, dice el Señor de los Ejércitos, lo mandaré a mi pueblo; de lo contrario, mi pueblo obedecerá estas cosas. (Jacob 2:30)

      Durante la restauración del Evangelio el Señor dio el mandato de restaurar la práctica por una corta temporada. Era legal en la época en que se estableció, tratándola como práctica religiosa, pero después de una polémica de décadas el gobierno de Estados Unidos decidió restringirlo legalmente. La Iglesia defendió tenazmente el derecho a seguir la revelación del Señor, aún a costa de la vida y la libertad de sus líderes, hasta que el presidente Wilford Woodruff recibió, en 1890, una nueva revelación en que el Señor retiraba el mandamiento del matrimonio plural. Esta nueva revelación es la que se conoce como el Manifiesto.

      Desde ese momento ya no se practica el matrimonio plural en la Iglesia, en obediencia del mandamiento del Señor.

Dejar respuesta