❓ Pregunta

Aunque no es un rumor muy difundido algunas personas argumentan que en documentos históricos se menciona a Nefi y no a Moroni como el ángel que visitó a José Smith. ¿Por qué se dio este rumor y cómo se originó la confusión de que fue Nefi el que visitó a José Smith la noche del 21 de septiembre de 1823?

❗ Respuesta breve

La autobiografía de José Smith y todos sus documentos históricos señalan de manera consistente que fue Moroni el ángel que le visitó la noche del 21 de septiembre de 1823. El nombre de Nefi apareció mencionado por error en dos periódicos de la Iglesia. El error fue reconocido como tal por las Autoridades Generales de la época.

💡 Análisis

José Smith siempre fue muy claro con la identidad del ángel que le hizo conocer la existencia de las planchas de oro de las que se tradujo finalmente el Libro de Mormón. En su descripción de lo sucedido en la noche del 21 de septiembre de 1823, José Smith declaró que el personaje que se le apareció “me llamó por mi nombre, y me dijo que era un mensajero enviado de la presencia de Dios, y que se llamaba Moroni; que Dios tenía una obra para mí” (Perla de Gran Precio | José Smith—Historia 1:33). Esa declaración fue consistente en todos sus escritos.

Sin embargo, el 15 de abril de 1842, el periódico Times and Seasons, que era un periódico SUD publicado en Nauvoo, se refirió equívocamente al ángel con el nombre de Nefi, error que se repitió casi al mismo tiempo en otro periódico publicado en Inglaterra. El élder Orson Pratt, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, se refirió a estos errores de publicación en una carta dirigida a John Christensen. Traduzco la explicación proporcionada por el élder Pratt:

“A John Christensen, querido hermano… Sobre su pregunta con respecto a que si fue Nefi o Moroni el ángel que visitó al Profeta la noche del 21 de septiembre y en el 22 de septiembre de 1823: Dado que Moroni posee las llaves del palo o registro de Efraín tenemos razón para creer que Moroni era el ángel. Esta discrepancia en la historia que refiere usted puede haberse suscitado por causa de ignorancia o falta de cuidado del historiador o transcriptor”.

➡ Conclusión

En su explicación, el élder Orson Pratt señaló un motivo muy importante por el que fue Moroni y ningún otro personaje el que visitó a José Smith aquella noche de septiembre de 1823: las llaves del sacerdocio que posee. Estas llaves consisten en una autoridad o asignación particular que ha sido dada a ciertos profetas de manera inequívoca.

Así como Moisés tiene las llaves del recogimiento y Elías las del poder sellador, Moroni tiene las llaves de lo que la Biblia designa como el palo de Efraín, es decir, el registro que nosotros ahora conocemos con el nombre del Libro de Mormón. Como guardián específico de estos registros, correspondía a Moroni revelar su existencia, y esta responsabilidad no podía ser asignada a ningún otro.

La responsabilidad de Moroni sobre estos registros comenzó cuando él todavía vivía sobre la tierra y luchó por terminar el registro de su padre y por protegerlo. Moroni, el hijo de Mormón, fue el último profeta en escribir sobre las planchas de oro que conforman el registro que ahora conocemos como Libro de Mormón. Moroni vio a Jesucristo personalmente (ver Éter 12:39) y fue ministrado por los tres discípulos nefitas (Mormon 8:11). A él se le dio la confianza y la encomienda de llevar los registros de dos civilizaciones, la nefita y la jaredita. Tras la batalla de Cumorah, Moroni vagó errante y solitario por muchos años, durante los cuales complementó y protegió el registro.

:mrgreen: Bibliografía

12 COMENTARIOS

  1. En una ocasión leí que la mamá de JOSE SMITH comento que su hijo hablaba de cosas distintas y se daba cuenta que era porque lo habían visitado personajes que habla el libro de mormón, es por ello que se le salían comentarios tales como IRE Y HARE o nací de buenos padres, quizás se había familiarizado tanto con ellos que puede ser posible que de tanto que hablaba con ellos se le pego su forma de hablar y los temas que vienen en el Libro de Mormón. a mi me parece lógico pensar que lo hayan visitado para contestar algunas dudas y también para instruirle y confirmar lo que escribió.