Mi artefacto tecnológico

Hace algunos años conseguí una Palm Treo. Tal vez el concepto se ha vulgarizado con los modernos smartphones; pero hace cinco años aquello era tecnología de punta, majo :D. Una de las cosas atractivas de la Palm Treo era que podía entrar a un cine o caminar sin rumbo por el bosque en una noche sin luna, daba lo mismo: el bendito aparato brillaba en la obscuridad, permitiéndome leer con claridad en el lugar más obscuro. Claro que, estando en el cine, tenía que escoger entre leer y ver la película, y por la sola presencia de mi amada esposa casi siempre ganaba la película. De todas formas, el concepto era de lo más cómodo y novedoso, aunque ahora se trata de un concepto habitual.

Gazelem también brillaba

Después de dos o tres veces de aprovechar esta circunstancia de leer en esa pantalla resplandeciente vino a mi memoria la piedra mencionada en el Libro de Mormón en el pasaje donde se habla sobre Gazelem.

¿Es Gazelem una piedra o un personaje?

Hay una controversia sobre este respecto debido a que la puntuación del original, en inglés, parece denotar que Gazelem podría ser la piedra, en lugar del siervo. [su_note]”And the Lord said: I will prepare unto my servant Gazelem, a stone, which shall shine forth in darkness unto light…”[/su_note] Por su parte, la referencia temática del Libro de Mormón en inglés lo define como “nombre dado al siervo de Dios”. Esta interpretación no es uniforme, y no se nos ha provisto mayor aclaración.

Tres posibles explicaciones

  • Si nos decantamos por la idea del siervo, resulta interesante saber que José Smith usó algún tiempo el nombre de Gazelem como sobrenombre, en un momento de la historia de la Iglesia en que por seguridad fue necesario utilizar sobrenombres para ocultar la identidad de quienes eran mencionados en las revelaciones de Doctrina y Convenios.
  • Si nos decantamos por la idea de la piedra, una piedra llamada Gazelem, esto nos remite de inmediato al concepto de las piedras videntes, que tanto José Smith como Mosíah utilizaron para la traducción de documentos. El Urim y Tumim entra dentro de esta categoría, si bien no constituye el único ejemplo de piedras videntes en las Escrituras, pero sí el más frecuente, importante y conocido.
  • Una tercera idea es que, como propone George Reynolds basado en una posibilidad etimológica, Gazelem sea un título significando ‘vidente’ (George Reynolds, A Dictionary of the Book of Mormon, p. 92). McConkie y Millet coinciden con esa idea, recordando por su parte que a Pedro se le llamó Cefas, que significa precisamente vidente, o piedra (ver Juan 1:42, TJS) (McConkie and Millet, Doctrinal Commentary on the Book of Mormon, vol. 3, p. 278).

El Urim y Tumim y las piedras videntes

En fin, como quiera que sea, Ammón se refirió a esto mismo al explicarle al rey como eran las cosas:Aunque no tenemos información suficiente para describir su uso, sí sabemos que “se miraba en ellos” para conocer lo que fuera necesario, y que esto era un privilegio especial del vidente, quien miraba en ellos sólo cuando le era mandado y no por curiosidad, a fin de no perecer.Mi Palm era como una piedra vidente. Brillaba en la obscuridad y yo miraba en ella, y aunque yo no era vidente y debo confesar que nunca la usé para traducir anales de fecha antigua, aún así me facilitaba mucho mi organización y mi trabajo y era una completa maravilla. Del sitio de la Iglesia bajé las escrituras y las instalé en la Palm y me servía de guía.

La Liahona, otro ejemplo de tecnología celestial

Otro aparato semejante, que también servía de guía, era la Liahona. Las Escrituras la describen como “una esfera de bronce fino, esmeradamente labrada; y en la esfera había dos agujas, una de las cuales marcaba el camino que debíamos seguir por el desierto”  (1 Nefi 16:10). También, como mi Treo, servía para leer las Escrituras, porque en las agujas se escribía “una escritura nueva que era fácil de leer, la que nos daba conocimiento respecto a las vías del Señor; y se escribía y cambiaba de cuando en cuando, según la fe y diligencia que nosotros le dábamos. Y así vemos que por pequeños medios el Señor puede realizar grandes cosas”. (1 Nefi 16:29) Lo que más llama la atención de esta esfera es la forma de energía de la cual se alimentaba.  De hecho, la esfera dejó de funcionar en una ocasión en que se interrumpió la energía, volviendo a funcionar solo hasta restablecerse.

No cualquier forma de alimentación

Mi primera decepción con el teléfono que ahora uso fue lo rápidamente que se le agotaba la energía. Hube de aprender muchos trucos para mantenerla a un nivel razonable. La Liahona, como otros instrumentos antiguos, era sumamente sensible a otro tipo de energía, mucho más notable, una energía de naturaleza espiritual. Como Alma lo explica:Qué tipo de GPS más interesante. Un GPS alimentado por la fe.

Mayordomos de cosas sagradas

Al dar a Helamán la encomienda de guardar la Liahona, así como las planchas de bronce y otros instrumentos sagrados, Alma le impartió un poderoso consejo que también haremos bien en escuchar quienes recibamos cualquier cosa sagrada de Dios, incluyendo la investidura del templo:Ese poder sagrado, que acompañó a los profetas de Dios nos ha sido dado también a todos nosotros, en alguna medida, ya que somos mayordomos de aquello que hemos recibido.

La tecnología de hoy como preámbulo de la tecnología venidera

Esta vida es un entrenamiento para los portentos de la venidera, y nos ha tocado una época con muchas ventajas, en que existe una mayor aproximación a lo celestial en muchos aspectos. Los fieles de épocas pasadas deben haber tenido algunas dificultades para comprender, por ejemplo, lo que es un avión, o cualquier otra cosa ahora cotidiana para nosotros. Pero los profetas se refirieron a nuestra época con grandes expectativas, entendiendo que nosotros usaríamos esas ventajas para el beneficio del reino.Sin duda que hay una tecnología superior en los cielos. Es muy interesante notar, por ejemplo, las muchas ocasiones en que se habla del registro que se lleva en los cielos. Esto me alienta mucho al compartir mi testimonio:¡Eso es una portentosa base de datos gigantesca!Pero, ¿cómo es que se registran estas cosas? No hay duda que hay impulsos espirituales conectados a los cielos, que nos hallamos de hecho permanentemente conectados, en línea, y que todo es visible. Cuando pienso en esa conección pienso inevitablemente también en el tema de la gloria, yo creería, aunque es mi opinión muy personal, que los dos temas son uno solo.Aún otras preguntas: ¿por qué medio llega la revelación hasta nosotros? ¿Por qué medio son nuestras oraciones escuchadas, priorizadas, contestadas? ¿Por qué medio se dispone y preserva el orden del macro y microcosmos?

Conectados a la luz

Hay que recordar también que todas las cosas han sido organizadas en reinos: el reino mineral, el reino vegetal, el reino animal…Todo cuanto ha sido creado bajo la mano de Dios se mantiene en perfecto funcionamiento y orden. Nada sucede sin el conocimiento o expresa voluntad de Dios. Todo cuanto él manda de inmediato es realizado. ¡Y todo se realiza en virtud de la fe!Esta es nuestra forma de conección espiritual. Se nos indica que debemos permanecer en todo momento conectados a la luz.

Vislumbrando la tecnología de  los cielos

Nosotros nos maravillamos por el funcionamiento de nuestros gadgets, de nuestras tabletas y nuestros celulares. Al comparar con lo que se registra en las escrituras nos damos cuenta de que estamos llenos de imperfecciones y que apenas estamos logrando un vislumbre de la tecnología celestial.Así que, si estas son las maravillas que ahora contemplamos, ¿qué nos espera ver en la vida venidera? Un atisbo a la tecnología de los cielos no nos puede provocar menos que una profunda reverencia.

Dios nos lo está entregando todo

Cuando quiero consultar mi correo electrónico me es necesario ingresar mi nombre de usuario y password. Yo comprendo que eso lo han hecho por mi seguridad. La palabra inglesa “password” se traduce literalmente como “palabra de paso”, pero es más comprensible traducirla como “contraseña”, “clave” o “palabra clave”, y tiene el mismo significado. Considerando esto, y el funcionamiento de los dispositivos que hemos comentado, yo quisiera prestar mucha atención a lo siguiente:¡Dios nos lo está entregando todo! ¿Qué más puedo decir?¡Que Dios nos bendiga al escudriñar las Escrituras, al participar en los templos y al preguntar en oración las cosas para que tengamos un atisbo, íntimo, irrefutable y personal de la maravillosa tecnología celestial!

Originally posted 2015-04-14 12:22:20.

7 COMENTARIOS

  1. Sin duda sus comentarios me han ayudado a aclarar algunos pasajes de las escrituras que estaban confusas aun habiendo asistido a seminarios e institutos de religión.
    Gracias!! feliz año 2016 y esté lleno de éxitos

  2. Esto se extiende a las simulaciones digitales, aun los mismos juegos de video. “Los Sims” son el clásico ejemplo de ponerte en la piel como un Dios quien, en este caso, inspira a cada una de las familias virtuales que se tiene “a cargo”.

  3. Interesante Análisis tecno-espiritual, Sin duda la tecnología de los cielos es muy superior a cualquier cosa que podamos ver en esta tierra. al solo ver los avances tecnológicos tan grandes que vemos hoy en día y a la velocidad con la que se generan, no puedo siquiera imaginar lo que veremos en 10 Años sobre la tierra, y mucho menos lo que nos espera al partir de esta.

    A la verdad queda claro lo que está escrito de que “Todas las cosas testifican que hay un Dios”

    • Muchas gracias, Miguel, por tu comentario, y es un placer saludarte.

      Aún tengo una Palm en casa y, como te podrás imaginar, no la uso en absoluto. Tampoco uso mi reloj de pulso, ni consulto la Guía Roji. Mis hijos ya ni siquiera precisan de una enciclopedia. Todas esas cosas desaparecieron, rebasadas por el más pequeño de los dispositivos que usamos hoy en día. Igual que tú, vivo sorprendido por la velocidad con que se le dio “carpetazo” a todas esas cosas.

      Me da por pensar que en breve no requeriremos más que un dispositivo de muñeca y/o un celular para estar conectados a todo lo necesario. ¿Qué será cuando tengamos esa “piedrecita blanca” por medio de la cual podremos saber todas las cosas? ¡Qué insensatos quienes son indiscretos con las cosas del templo sin saber que se roban a sí mismos tan impresionante privilegio!

      Yo pienso que muchos “fenómenos” que se describen en las escrituras se pueden explicar desde este punto de vista y que la tecnología que hoy vemos es solo una probadita de aquello que veremos en los cielos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, agrega tu comentario!

Por favor, escribe aquí tu nombre