Biblicomentarios

Acán

Acán era parte del ejército de Josué en los días de la conquista de Jericó y cayó en el desagrado del Señor al robar parte de lo que debía ser consagrado. Entérate aquí de los detalles.

Acán fue descendiente de la tribu de Judá y parte del ejército de Josué en los días de la la conquista de Canaán. Traicionó la confianza de Dios al hurtar parte de las piezas que debían ser consagradas al tesoro del Señor.

El robo de Acán

Durante la conquista de Jericó, que fue una de las primeras batallas importantes en la conquista de Canaán, Josué recibió el mandato divino de que, al tomar la ciudad, se preservaran todos los bienes y se consagraran para el tesoro del Señor.

19 Mas toda la plata, y el oro, y los objetos de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y vayan al tesoro de Jehová.

Josué 6:19

Acán no estaba de acuerdo. Con la cantidad de bienes que podían obtenerse en el saqueo, ¿por qué no apartar unos pocos para beneficio personal?

Desgraciadamente para Acán, su robo fue descubierto y puesto en evidencia por medio de revelación.

Cómo fue Acán descubierto

El pecado secreto de Acán tuvo funestas consecuencias. Tras la derrota de Jericó, Israel trató de conquistar la ciudad de Hai. Contra todas las posibilidades, se vieron abatidos y derrotados. Esto ocasionó muertes y descrédito para el ejército de Israel.

Josué se sorprendió y se consternó por este hecho. Al dirigirse al Señor para conocer la causa, le fue revelado el asunto del robo, así como un método para descubrir al culpable.

Obligado a confesar, Acán relató lo que la codicia le impulsó a hacer y en dónde había escondido lo robado.

20 Y Acán respondió a Josué, diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y he hecho así y así:

21 Vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, lo cual codicié y tomé. Y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda, y la plata está debajo de ello.

22 Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda, y he aquí, todo estaba escondido en su tienda, y la plata debajo de ello.

Josué 7:20-22

Acán fue condenado a ser apedreado hasta morir por haberse rebelado voluntariamente contra un mandamiento expreso del Señor.

El origen del valle de Acor

El capítulo 17 del libro de Josué termina documentando el origen del valle de Acor, o ‘valle del problema’, según su transliteración, lugar en donde se levantó un monumento en memoria de lo sucedido con Acán.

26 Y levantaron sobre él un gran montón de piedras, que permanece hasta hoy. Y Jehová se tornó de la ira de su furor. Y por esto fue llamado aquel lugar el valle de Acor, hasta hoy.

Josué 7:26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.