Biblicomentarios

Características de los libros de Crónicas

Identifica las características del libro de 1 Crónicas: su organización, su autoría, las fechas relevantes y sus temas y estructura literaria.

Los libros de Crónicas cubren el mismo período de la historia judía que se describe en 2 Samuel hasta 2 Reyes, aunque desde una perspectiva diferente. Mientras que los libros de Reyes relatan la historia de Israel desde el punto de vista del cautiverio en Babilonia, Crónicas presenta la historia de los judíos desde el punto de vista postexílico de los que han regresado del cautiverio a la Tierra Prometida.

Carácter original de los libros de Crónicas

Al igual que los libros de Samuel y Reyes, 1 y 2 Crónicas eran originalmente una sola obra continua. Fueron los traductores de la Versión Septuaginta (el Antiguo Testamento griego) los que separaron los dos libros. El nombre “Crónicas” procede de Jerónimo en su Biblia Vulgata latina (385-405 d. C.): Chronicorum Liber. Él entendía este título en el sentido de “Las crónicas de toda la historia sagrada”.

El autor de los libros de Crónicas

Aunque el autor y la fecha no se indican en el texto, la tradición judía de que Crónicas fue escrita por Esdras puede ser correcta. Sin embargo, se acostumbra a hablar del autor simplemente como “el cronista”. Algunos creen que Crónicas, Esdras y Nehemías tuvieron el mismo autor; los versos finales de Crónicas (2 Crónicas 36:22-23) se repiten en Esdras 1:1-3.

La fecha de redacción de los libros de Crónicas

Las evidencias internas indican que las Crónicas fueron compuestas probablemente en algún momento del siglo V a.C. La mención de las seis generaciones que siguieron a Zorobabel (1 Crónicas 3:17-21) y de las monedas persas conocidas como “dáricos” (1 Crónicas 29:7) subrayan una fecha postexílica.

Los libros de Crónicas abarcan un espacio de tiempo más amplio que cualquier otra obra de la Escritura.

  • Las genealogías y la narración del libro de 1 Crónicas abarcan el período que va desde Adán hasta el final de la vida de David.
  • El libro de 2 Crónicas relata la caída de la dinastía davídica desde Salomón hasta el periodo del exilio.

Temas y estructura literaria de los libros de Crónicas

Las Crónicas fueron escritas para el remanente que regresó y que estaba reconstruyendo Jerusalén después de los setenta años de cautiverio en Babilonia. Dado que los exiliados que regresaron eran originarios de Judá, la herencia e historia religiosa y nacional del reino del Sur (Judá) se presenta mostrando su conexión ininterrumpida con los inicios patriarcales.

Crónicas está escrito desde una perspectiva sacerdotal. El tema histórico principal se centra en el culto sacerdotal de Judá, desde la época de Saúl hasta el regreso de la nación judía a la tierra tras el decreto de Ciro (538 a.C.). Esta historia religiosa describe la fidelidad y las promesas de Dios a su pueblo, el poder de la Palabra de Dios y el papel central del culto en la vida del pueblo de Dios.

El templo de Jerusalén es el principal tema unificador de 1 Crónicas y 2 Crónicas. Gran parte del material que se encuentra en Samuel y Reyes se omite en Crónicas porque no desarrolla este tema. Por ejemplo, los reyes del reino del norte se omiten por su rechazo al culto en el templo de Jerusalén, mientras que se da importancia a los reinados de los restauradores del templo de Judá (Asa, Josafat, Joás, Ezequías y Josías). El templo simboliza la presencia de Dios entre su pueblo y le recuerda su alta vocación. Proporciona el vínculo espiritual entre su pasado y su futuro.

El linaje y la dinastía de David, destinatario de las promesas del convenio davídico (1 Crónicas 17:3-15), son importantes para Crónicas. Las genealogías de 1 Crónicas 1-9 ponen un énfasis desproporcionado en las tribus de Judá y Benjamín porque Crónicas no se ocupa del Reino del Norte sino del Reino del Sur y de la dinastía davídica. Demuestran el cumplimiento de las promesas del convenio de Dios al mantener la línea davídica a lo largo de los siglos. De acuerdo con el interés sacerdotal de Crónicas, también se presta especial atención a la tribu de Leví.

Todo el libro de 1 Crónicas, al igual que 2 Samuel, está dedicado a la vida de David. Comienza con la genealogía de la línea real de David (caps. 1-9) antes de repasar los acontecimientos clave del reinado de David (caps. 10-29).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.