Características del libro de Esdras

Identifica las características del libro de Esdras: su organización, su autoría, las fechas relevantes y sus temas y estructura literaria.

En este artículo se tratarán brevemente las características del libro de Esdras: su organización, su autoría, las fechas relevantes y sus temas y estructura literaria.

Introducción al libro de Esdras

Esdras continúa la narración del Antiguo Testamento iniciada por 2 Crónicas mostrando cómo Dios cumple su promesa de hacer volver a su pueblo a la Tierra Prometida tras setenta años de exilio. El “segundo éxodo” de Israel, éste, de Babilonia, es menos impresionante porque sólo un remanente decide salir de Babilonia. De hecho, Esdras relata la historia de dos regresos de Babilonia: el primero dirigido por Zorobabel para reconstruir el templo (caps. 1-6), y el segundo bajo el liderazgo de Esdras para reconstruir la condición espiritual del pueblo (caps. 7-10).

Es bueno que sepas que los libros de Esdras y Nehemías fueron tratados como una unidad en el original hebreo y en la traducción griega conocida como la Septuaginta, pero fueron separados en la traducción latina, y las traducciones inglesas también los han tratado como obras separadas.

El autor del libro de Esdras

Aunque no se menciona específicamente a Esdras como el autor del libro que lleva su nombre, es sin duda el mejor candidato. La tradición judía (el Talmud) atribuye el libro a Esdras, y partes de la obra (Esdras 7:28 – 9:15) están escritas en primera persona, desde el punto de vista de Esdras. Como en Crónicas, hay un fuerte énfasis sacerdotal, y Esdras era un descendiente sacerdotal directo de Aarón a través de Eleazar, Fineas y Sadoc (7:1-5).

La fecha de redacción del libro de Esdras

Para extraer la fecha de redacción del libro de Esdras hay que hacer algunos pequeños cálculos. Verás, así como los israelitas fueron llevados al exilio en tres etapas sucesivas (605, 597, 586 a.C.), regresaron en tres etapas.

  • La primera ocurrió bajo el liderazgo de Zorobabel (c. 538 a.C.). Tras un retraso considerable, este retorno dio lugar a la reconstrucción del templo (c. 520-516 a.C.), alentada por los profetas Hageo y Zacarías.
  • Esdras dirigió el segundo retorno en el séptimo año de Artajerjes I (c. 458 a.C.).
  • Nehemías dirigió el último retorno en el vigésimo año de Artajerjes I (c. 444 a.C.).

Cronológicamente, los eventos del libro de Ester ocurren durante un período de diez a doce años (483-473 a.C.) entre el primer y el segundo retorno.

Esdras (si es que es el autor-compilador) probablemente escribió este libro entre el 457 a.C. (los acontecimientos de los capítulos 7-10) y el 444 a.C. (la llegada de Nehemías a Jerusalén). Durante el período cubierto por el libro de Esdras, Buda Gautama (c. 560-480 a.C.) estaba en la India, Confucio (551-479 a.C.) estaba en China, y Sócrates (470-399 a.C.) estaba en Grecia.

Temas y estructura literaria

Esdras relata los dos primeros regresos de Babilonia, el primero dirigido por Zorobabel y el segundo dirigido décadas después por Esdras. Sus dos divisiones son la restauración del templo (caps. 1-6) y la reforma del pueblo (caps. 7-10).

El tema básico de Esdras es la restauración: la restauración del templo y la restauración espiritual, moral y social del remanente que regresó a Jerusalén bajo el liderazgo de Zorobabel y Esdras. Ambas se llevan a cabo a pesar de la oposición y las dificultades.

La restauración del templo y del pueblo requería una reafirmación de la identidad distintiva de Israel y de su fe, junto con la separación de Israel de otros pueblos y creencias paganas. Esta restauración tenía lugar en el contexto del imperio persa, en el que la tendencia religiosa dominante era la fusión de las creencias religiosas en una sola. Se animaba a los distintos pueblos del imperio a mantener sus culturas distintivas, pero sin exclusivismo religioso. En este entorno, los judíos experimentaron una enorme tentación de renunciar a todas sus pretensiones anteriores de tener una revelación exclusiva de Dios. Además, había una enorme tentación de renunciar a aquellos comportamientos que habían sido diseñados para separarlos de las culturas paganas circundantes. En este contexto, eran necesarios el restablecimiento de un culto en el templo purificado de influencias religiosas paganas y que el pueblo se arrepintiera de los matrimonios mixtos con otros pueblos.

La fidelidad de Dios se ve en la forma en que protege soberanamente a su pueblo en medio de un poderoso imperio mientras están en cautiverio. Prosperan en su exilio, y Dios levanta reyes paganos que simpatizan con su causa y los animan a reconstruir su patria. Dios también proporciona líderes celosos y capaces que dirigen el regreso y la reconstrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *