Biblicomentarios

[wbcr_php_snippet id="121203"]

Características del libro de Nehemías

Identifica las características del libro de Nehemías: su organización, su autoría, las fechas relevantes y sus temas y estructura literaria.

El libro de Nehemías es un complemento del libro de Esdras. Proporciona información adicional sobre las reformas religiosas y sociales que tuvieron lugar en Judá y Jerusalén a mediados del siglo V a.C.

Introducción al libro de Nehemías

Nehemías, contemporáneo de Esdras y copero del rey en el palacio persa, encabezó el tercer y último regreso a Jerusalén tras el exilio babilónico. Concedido el permiso del rey persa para regresar a su patria, Nehemías exhortó a sus compatriotas a reconstruir los destrozados muros de Jerusalén. A pesar de la oposición, la tarea se completó en sólo cincuenta y dos días. En cambio, la tarea de revivir y reformar al pueblo de Dios exigió años de vida piadosa y liderazgo de Nehemías.

El libro deriva su título actual del personaje principal, Nehemías, cuyo nombre aparece en Nehemías 1:1. Originalmente unido al libro de Esdras en el texto hebreo, Nehemías fue tratado como un libro separado cuando las Escrituras fueron traducidas al latín.

El autor del libro de Nehemías

Debido a que Esdras y Nehemías fueron tratados como un solo libro en el texto hebreo, y a que los dos libros muestran ciertas similitudes en estilo y perspectiva, muchos estudiosos han creído que Esdras y Nehemías fueron compilados originalmente por la misma persona, probablemente Esdras. Es importante notar que en Nehemías 1:1 se describe el contenido como “las palabras de Nehemías”. Esta afirmación está respaldada por la narración de Nehemías en primera persona. Por lo tanto, si Esdras fue el compilador, aparentemente estaba citando directamente de los escritos de Nehemías.

Nehemías ocupaba el muy responsable cargo de copero del rey Artajerjes. Evidentemente, esto era más parecido a ser un consejero personal que algo parecido a un mayordomo. El hecho de que el rey acabara nombrando a Nehemías gobernador de Judá da fe de sus considerables habilidades administrativas.

La fecha de redacción del libro de Nehemías

Nehemías está estrechamente relacionado con el ministerio de su contemporáneo Esdras. Como sacerdote, Esdras ayudó a traer el renacimiento espiritual; Nehemías, como gobernador, ayudó a la reconstrucción física y política y dirigió al pueblo en la reforma moral. Juntos, formaron un equipo eficaz en la reconstrucción del remanente postexílico. Malaquías, el último profeta del Antiguo Testamento, también ministró durante esta época para proporcionar una dirección moral y espiritual adicional.

El libro de Nehemías se centra en los acontecimientos que rodean el tercer regreso del exilio, en el año 444 a.C. Nehemías fue dos veces gobernador de Judá. Su primer período como gobernador duró doce años (5:14), y terminó cuando regresó a Babilonia (13:6). Luego regresó a Jerusalén “después de ciertos días”. Si el rey era todavía Artajerjes I, como parece probable, entonces el segundo gobierno de Nehemías comenzó antes del 424 a.C., cuando el rey murió. Por lo tanto, el libro de Nehemías fue escrito probablemente entre el 430 y el 420 a.C.

Temas y estructura literaria

El libro de Nehemías completa el relato histórico del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento, unos cuatrocientos años antes del nacimiento del Mesías prometido. Sus dos divisiones son: la reconstrucción del muro (caps. 1-13) y la restauración del pueblo (caps. 8-13).
Mientras que Esdras se ocupa de la restauración religiosa de Judá, Nehemías se ocupa principalmente de la restauración política y geográfica de Judá. Se dedica gran atención a la reconstrucción de las murallas de Jerusalén, porque ésta era el centro espiritual y político de Judá. Sin murallas, Jerusalén apenas podía considerarse una ciudad.

En el libro de Nehemías, como en el resto del Antiguo Testamento, destaca el concepto del convenio de Dios con su pueblo. El Antiguo Testamento trata la historia de Israel en términos de su fidelidad o desobediencia al convenio. Nehemías 9:1-10:39 registra una ceremonia de renovación del convenio en la que el pueblo se compromete a separarse de los gentiles en matrimonio y a obedecer los mandamientos de Dios.

La fidelidad de Dios hacia su pueblo se pone de manifiesto en la extensa narración de la reconstrucción de las murallas. Esta reconstrucción se llevó a cabo a pesar de las considerables probabilidades en contra: estaba la cuestión de si el rey persa lo permitiría, así como la oposición concertada que enfrentaba Nehemías en Jerusalén por parte de los samaritanos y los amonitas. A pesar de las dificultades casi abrumadoras, la reconstrucción se completó en cincuenta y dos días, e incluso los enemigos de Nehemías admitieron que el esfuerzo era obra de Dios (Nehemías 6:15-16).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.