Ester

Ester, el último de los libros históricos, es el romance de la Providencia. Revela la mano invisible de Dios detrás de los actos y los asuntos de los hombres, con los premios finales del mal y del bien, y su plan omnicomprensivo, que abarca incluso los desvelos del Rey, Sin embargo, la Providencia divina deja espacio para la resolución y la libertad humanas, como en la devota y desesperada decisión de Ester. Amán es un ejemplo singular de retribución poética, colgado en la horca que construyó para Mardoqueo.