Lamentaciones

El libro de Lamentaciones en la Biblia hebrea tiene forma poética, y cada uno de los cuatro primeros capítulos es un acróstico, en el que el primer verso comienza con la primera letra del alfabeto, el segundo con la segunda, y así sucesivamente. En el tercer capítulo hay tres versos para cada letra hebrea.