Abdías

Abdías vivió en Jerusalén después de la deportación de Judá a Babilonia. Era el mensajero de Dios que anunciaba la perdición de los edomitas, los descendientes de Esaú, que se habían glorificado de la caída de Judá. También profetizó un futuro en el que los judíos volverían a gobernar todas las tierras que antes estaban bajo el control de David.