Libros proféticos

El Apocalipsis merece una categoría separada como parte de los libros proféticos y ocupa el lugar de cierre, siendo el último libro del Nuevo Testamento, con su atención centrada en los acontecimientos futuros de los últimos días, nuestros días.