Biblicomentarios

Best friends teddy bear and bunny toy sitting on brown window sill hugging each other and looking out of window on vintage tone. Love, family and friendship background.
Una entrevista realizada por el élder Henry B. Eyring tomó un giro inesperado debido a un repentino recuerdo que proporcionó el estímulo necesario para volverse al templo.

Hace años, mientras servía como obispo, un apuesto joven se resistía a mi invitación de hacerse digno de vivir con Dios en familias para siempre. En forma beligerante, me contó acerca de los buenos momentos que pasaba con sus amigos. Lo dejé hablar; entonces me contó de un momento durante una de sus fiestas, rodeado por el ruido estridente, en el que de repente se dio cuenta de que se sentía solo. Le pregunté qué había pasado.

Dijo que había recordado una ocasión en que, de pequeño, estaba sentado en el regazo de su madre, quien lo rodeaba con sus brazos. Para ese momento mientras me contaba esa historia, se le habían llenado los ojos de lágrimas. Le dije lo que sé que es verdad: “La única manera en que puedes tener el sentimiento de ese abrazo familiar para siempre es hacerte digno y ayudar a otras personas a recibir las ordenanzas selladoras del templo”.

No conocemos los detalles de las conexiones familiares en el mundo de los espíritus o lo que pueda suceder después de que resucitemos; pero sí sabemos que el profeta Elías vino como fue prometido para hacer volver el corazón de los padres a los hijos, y el de los hijos a los padres; y sabemos que nuestra felicidad eterna depende de que demos lo mejor de nosotros mismos para ofrecer la misma felicidad duradera a tantos de nuestros parientes como podamos.

Fuente

Esta es una ilustración  tomada de 

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.