Biblicomentarios

[wbcr_php_snippet id="121203"]

El significado de la suerte perfecta en la Biblia

Tanto la Septuaginta como la Vulgata agregan gran cantidad de información a este versículo que no ha llegado debidamente traducida hasta nosotros.

Septuaginta (griego):
Και ειπε Σαουλ, Κυριε ο Θεος Ισραηλ, τι οτι ουκ απεκριθης τω δουλω σου σημερον; ει εν εμοι η εν Ιωναθαν τω υιω μου η αδικια, Κυριε ο Θεος Ισραηλ δος δηλους και εαν ταδε ειπη, δος δη τω λαω σου Ισραηλ, δος δη οσιοτητα, κ.τ.λ.

Vulgata (latín):
Et dixit Saul ad Dominum Deum Israel; Domine Deus Israel da indicium: quid est quod non responderis servo tuo hodie? Si in me, aut in Jonatha filio meo est iniquitas hec, da ostensionem. Aut si hec iniquitas est in populo tuo, da sanctitatem, etc.

La Biblia de Cambridge, bajo sus notas de Éxodo (p. 314), especifica que la primera parte del versículo de 1 Samuel 14:41 en realidad debería ser traducido en la siguiente forma:

«Y Saúl dijo, Oh Jehová, el Dios de Israel, ¿por qué no has respondido a tu siervo este día? Si la iniquidad está en mí o en mi hijo Jonathán, da Urim; y si está en tu pueblo Israel, da Tumim» (Cambridge Bible, notes under Exodus, p. 314, traducción libre por Juan Pablo Marichal).

Esto muestra que los siervos del Señor le interrogaban a través del Urim y Tumim.

Nótese que, conforme Saúl fue aumentando en su iniquidad, la ayuda del Señor le fue retirada, lo cual se describe de la siguiente manera unos pocos capítulos adelante:

Escrituras relacionadas

El uso que se da en este pasaje al término original para «dar suerte perfecta» se relaciona con las siguientes escrituras:

  • Proverbios 16:33
  • Hechos 1:24

Bibliografía:

  • Introduction to the Study of the Book of Mormon, by Janne M. Sjodahl
  • Treasury of Scriptural Knowledge, por Canne, Browne, Blayney, Scott, y otros, aprox. 1880, con una introducción de R. A. Torrey.

1 comentario en “El significado de la suerte perfecta en la Biblia”

  1. Gracias hermano JPMarichal, al darme entendimiento sobre porqué echaban suerte en el tiempo del Antiguo y Nuevo testamento. Hasta ahora comprendo esta frase que decían mis abuelos, tíos y mis papas mientras fui creciendo….”Suerte te de Dios” hasta el punto que a veces yo la he repetido a mí generación. Y nunca me dió curiosidad saber cual era su origen. Pero ahora que he leído sobre el tema El Señor y ud. me han dado luz de entendimiento. De verdad que uno “Se deleita en las escrituras” como menciona Nefi. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.