Escrituras que demuestran las consecuencias del orgullo

Recomendaciones

Las Escrituras están repletas de evidencias de las graves consecuencias que trae el pecado del orgullo al hombre individualmente o en grupos, a las ciudades y las naciones. ”Antes del quebrantamiento es [el orgullo]” (Proverbios 16:18). Eso fue lo que destruyó a la nación nefita y a la ciudad de Sodoma (Moroni 8:27; Ezequiel 16:49-50).

Por el orgullo Cristo fue crucificado. Los fariseos estaban irritados porque Jesús proclamaba ser cl Hijo de Dios, lo cual ponía en peligro la posición de ellos, y por eso tramaron su muerte (Juan 11:53).

Saúl se convirtió en enemigo de David por causa del orgullo. Estaba celoso porque la multitud de las mujeres de Israel cantaban diciendo: ”Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles” (1 Samuel 18:6-8).

Los orgullosos temen mas al juicio de los hombres que al juicio de Dios (Doctrina y Convenios 3:6-7; Doctrina y Convenios 30:1-2; Doctrina y Convenios 60:2). La idea ”Que pensaran los demás” pesa mas para ellos que la de “Que pensara Dios de mí”.

El rey Noé estaba a punto de liberar al profeta Abinadí, pero sus malvados sacerdotes apelaron a su orgullo y esto envió a Abinadí a la hoguera (Mosíah 17:11-12). Herodes se entristeció ante la exigencia de su esposa de que le cortara la cabeza a Juan el Bautista; pero su orgulloso deseo de quedar bien ante los ojos “de los que estaban con él a la mesa” le hizo mandar matar a Juan (Mateo 14:9; Marcos 6:26).

Ezra Taft Benson, «Cuidaos del orgullo», Conferencia General de abril de 1989

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos artículos