Estado de los Centros de Capacitación Misional en el mundo – octubre 2021

Conoce el estado de los Centros de Capacitación Misional en tu país y en el mundo en octubre de 2021.

El Centro de Capacitación Misional de Provo — el más grande de los 10 CCM de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en todo el mundo — está ampliando su capacitación presencial en idiomas este mes, con la reanudación de la capacitación en 14 idiomas, lo que eleva el número total a 16 en el CCM de Provo a finales de octubre.

Además, el CCM de Perú reabrió a una capacitación presencial limitada a finales del mes pasado, y los CCM de México, Colombia y Brasil se unirán a la capacitación presencial de misioneros seleccionados durante el próximo mes. Cuando eso suceda, nueve de los 10 centros de capacitación misional de la Iglesia volverán a tener nuevos misioneros en capacitación presencial.

Mientras tanto, los CCM de Nueva Zelanda y Filipinas — que abrieron en junio y julio, respectivamente — permanecen pausados en sus operaciones presenciales debido a las condiciones y precauciones locales de COVID-19.

“Estamos agradecidos de que con la disponibilidad cada vez mayor de vacunas en todo el mundo, un mayor número de misioneros tendrán la oportunidad de recibir capacitación presencial en los centros de capacitación misional de todo el mundo”, dijo Kirsti Vogeler Polo, subdirectora administrativa de los CCM.

“Ha sido milagroso ver los beneficios de la capacitación en línea, y agregar los beneficios de reunir grandes grupos de misioneros solo mejorará la experiencia”, agregó.

Los misioneros toman un descanso de sus estudios en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021.
Los misioneros toman un descanso de sus estudios en el Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

El CCM de Provo reabrió el 23 de junio, 14 meses después de que la Iglesia cerró los 10 CCM debido a la pandemia de COVID-19.

Con los cierres forzados por la pandemia en marzo de 2020, la Iglesia cambió su capacitación de nuevos misioneros a la instrucción en línea, a menudo denominada “CCM en casa”.

La capacitación en línea se originó en los 10 CCM de la Iglesia en todo el mundo, con misioneros que se reunían — por videoconferencias — con sus compañeros, instructores y otros nuevos misioneros en grupos de clase o “distritos”.

Con los primeros CCM reanudando la capacitación presencial en junio de 2021, la mayoría de los nuevos misioneros que tienen la oportunidad de realizar una capacitación combinada en línea/presencial comienzan en línea en casa durante un tercio de su capacitación y luego viajan a un CCM para los dos restantes. El enfoque gradual permite que los misioneros continúen experimentando muchos de los elementos positivos de la capacitación en línea que se han llevado a cabo durante el período de la pandemia de capacitación de nuevos misioneros. 

Nuevos misioneros ingresan al Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021.
Nuevos misioneros ingresan al Centro de Capacitación Misional de Provo en Provo, Utah, el miércoles, 25 de agosto de 2021. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Después de la reapertura el 23 de junio, de la capacitación presencial en inglés para misioneros completamente vacunados, el CCM de Provo amplió sus operaciones el 8 de agosto para incluir la capacitación de misioneros en español y el 8 de septiembre para incluir a aquellos que están aprendiendo portugués.

A lo largo del mes de octubre, se agregarán 14 idiomas de capacitación en el CCM de Provo, y casi otros 40 idiomas que aún no tienen fechas de inicio. Algunos de esos otros idiomas podrían comenzar el próximo mes.

Los 14 idiomas que comienzan este mes con los misioneros que llegan al CCM de Provo son:

  • 5 de octubre — rumano y tagalo
  • 12 de octubre — Hiligaynon y coreano
  • 19 de octubre — francés, alemán, criollo haitiano, japonés, mandarín, tahitiano, tailandés y lenguaje de señas estadounidense
  • 26 de octubre — danés y húngaro

Otros centros de capacitación misional en el mundo ofrecen idiomas — desde el griego hasta el suajili — que no forman parte del programa de capacitación del CCM de Provo.

Debido a las elecciones personales con las vacunas, las asignaciones de ubicación de misiones se ven afectadas por las restricciones de viaje y las precauciones de COVID-19 y las operaciones limitadas presenciales en los CCM, muchos misioneros en todo el mundo todavía se están capacitando solo en línea.

Los misioneros escuchan durante su reunión con el presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el élder Gary E. Stevenson del Cuórum de los Doce Apóstoles en Lima, Perú, el 20 de octubre de 2018.
Los misioneros escuchan durante su reunión con el presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el élder Gary E. Stevenson del Cuórum de los Doce Apóstoles en Lima, Perú, el 20 de octubre de 2018. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Con la excepción del CCM de Ghana, todos los centros de capacitación misional que han sido aprobados para reanudar la capacitación presencial requieren que los misioneros estén completamente vacunados, dijo Kelend Mills, director de los CCM. La vacuna todavía no es ampliamente accesible en gran parte de África occidental, pero debido a que el recuento de casos es muy bajo en Ghana, los líderes de la Iglesia han aprobado la reanudación de la capacitación presencial en Ghana. Sin embargo, los norteamericanos asignados para ir al CCM de Ghana deben vacunarse, agregó.

Con la adición de más idiomas, se espera que la cantidad de misioneros que llevan a cabo la capacitación presencial en el CCM de Provo aumente de unos 700 a más de 1.100 para finales de mes. Después, el centro de capacitación probablemente verá su tradicional descenso en el número de misioneros hasta el final del año, como se experimenta anualmente.

El CCM de Provo alcanzó un total de casi 1.200 hace varias semanas. A finales de octubre, el número de misioneros que se capacitan en todos los CCM podría ascender a más de 1.500.

A continuación se echamos un vistazo más de cerca a los otros nueve centros de capacitación misional de la Iglesia en todo el mundo en la reapertura de operaciones presenciales:

Misioneros durante el proceso de admisión en el Centro de Capacitación Misional de Ghana en Accra, Ghana, a fines de junio de 2021.
Misioneros durante el proceso de admisión en el Centro de Capacitación Misional de Ghana en Accra, Ghana, a fines de junio de 2021. Credit: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

CCM de Ghana, Accra, Ghana: el CCM de Ghana reabrió sus puertas a finales de junio, dando la bienvenida a los misioneros que se capacitan tanto en línea como presencialmente, así como a aquellos que realizan toda su capacitación en el CCM debido a la falta de acceso a la tecnología en casa.

CCM de Nueva Zelanda, Auckland, Nueva Zelanda: después de reabrir a la capacitación presencial a finales de junio, el CCM de Nueva Zelanda ha pausado las operaciones presenciales desde agosto debido a las condiciones y precauciones locales de COVID-19.

CCM de Filipinas, Manila, Filipinas: al igual que su homólogo en Nueva Zelanda el CCM de Filipinas — que reabrió para la capacitación presencial en julio — ha pausado sus operaciones presenciales desde agosto debido a las condiciones y precauciones locales de COVID-19.

CCM de Inglaterra, Preston, Inglaterra: el CCM de Inglaterra reanudó sus operaciones presenciales en septiembre — el 1 de septiembre para los primeros europeos que servirán en el Reino Unido, el 8 de septiembre para la capacitación de misioneros europeos en alemán y el 22 de septiembre para los primeros misioneros de EE. UU. que serviendo en el Reino Unido.

CCM de Perú, Lima, Perú: el CCM de Perú reabrió el 30 de septiembre para la capacitación presencial de los misioneros norteamericanos asignados a servir solo en Perú.

El primer misionero en el nuevo Centro de Capacitación Misional de la Ciudad de México, junio 2013.
El primer misionero en el nuevo Centro de Capacitación Misional de la Ciudad de México, junio 2013. Credit: Kelend Mills, Departamento Misionero

CCM de México, Ciudad de México, México: el CCM de México reabre la capacitación presencial el 12 de octubre para los misioneros vacunados de México y Estados Unidos, siendo este último grupo el que regresará a las asignaciones de habla hispana en EE. UU. El CCM de México prevé dar la bienvenida a los misioneros estadounidenses que se están capacitando para servir en México a partir del próximo mes.

CCM de Colombia, Bogotá, Colombia: el 20 de octubre se reanuda la capacitación presencial en el CCM de Colombia para misioneros del Área Sudamérica Noroeste de la Iglesia y Estados Unidos.

CCM de Brasil, São Paulo, Brasil: a partir del 3 de noviembre, el CCM de Brasil reabre la capacitación presencial para misioneros de Brasil que sirvan en el país.

CCM de Sudáfrica, Johannesburgo, Sudáfrica: la aprobación para la reapertura de la capacitación presencial aún está pendiente.

El Centro de Capacitación Misional de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en São Paulo, Brasil, es mostrado el jueves 24 de mayo de 2018.
El Centro de Capacitación Misional de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en São Paulo, Brasil, es mostrado el jueves 24 de mayo de 2018. Credit: Spenser Heaps, Deseret News

]]> https://www.faroalasnaciones.com/reabren-los-centros-de-capacitacion-mundial/feed/ 0 28486 https://www.faroalasnaciones.com/sus-hermanos-lo-visitaron-del-otro-lado-del-velo/ https://www.faroalasnaciones.com/sus-hermanos-lo-visitaron-del-otro-lado-del-velo/#respond Sat, 09 Oct 2021 00:52:33 +0000 https://www.faroalasnaciones.com/?p=28477 Sabemos que Dios es amor y que no muestra parcialidad. ¿Cómo, entonces, podemos pensar que sólo serán salvas aquellas personas que conocieron y aceptaron a Cristo aquí en la tierra? Hay muchísimas personas que han vivido que nunca siquiera escucharon el dulce nombre de nuestro Salvador. Billones de personas.  

Es interesante encontrar libros escritos por personas que no son miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y que, sin saberlo, apoyan las enseñanzas de la Iglesia Restaurada. El mes pasado terminé Encountering the Old Testament: A Christian Survey (2015, 2019, Encontrándonos con el Antiguo Testamento: un escrutinio cristiano por Bill T. Arnold & Bryan E. Beyer). Me llamó la atención la sincera preocupación con la cual ellos invitan a sus lectores a considerar qué es lo que pasa con aquellos que no conocieron a Jesucristo.

En el pasado, teólogos de las diversas religiones simplemente les asignaban a estos individuos un desenlace muy triste en las eternidades. En una ocasión me tocó ver llorar a una persona que profesaba el Islam al hablar de la persona “más buena que había conocido”, pero, como no pertenecía a su religión, sería juzgada negativamente en el mundo venidero.

Mi corazón reboza de gozo al saber que Jesucristo es nuestro Redentor. No podemos comprender la profundidad del amor que Él tiene por cada persona sin importar la nacionalidad, género, cultura o creencia de estas. Cristo nos ama tanto que nos ha dado los templos, donde todas las personas podrán recibir sus ordenanzas de salvación. Esto, por supuesto, sin quitarles el albedrío moral y la posibilidad de escoger. Todos serán invitados, nadie será obligado.

Pienso que este es uno de los motivos por el que debemos compartir nuestro testimonio, aunque las personas en el momento no lo acepten. Es mi opinión que tales testimonios, si han sido compartidos con el amor puro de Cristo, resonarán en los corazones de aquellas personas que pasan al mundo de los espíritus. Allá serán preparados para el bautismo y las otras ordenanzas de salvación. Y como no tienen un cuerpo, deberán depender de la obra vicaria que se lleva a cabo en los templos del Señor. Al llevar a cabo esta obra por nuestros antepasados, estamos mostrando el amor puro de Jesucristo.

La historia de Frederick W. Hurst

Frederick William Hurst fue un pintor en el Templo de Lago Salado durante los años 1892–3. En una ocasión él cuenta, “Aproximadamente el primero de marzo de 1893, me encontré solo en el comedor… todos se habían ido a la cama. Estaba sentado a la mesa cuando, cuál sería mi sorpresa, mi hermano mayor Alfred entró y se sentó frente a mí en la mesa y sonrió. Le dije (él tenía un aspecto tan natural): ‘¿Cuándo llegaste a Utah?’”  

“[Alfred] dijo: ‘Acabo de venir del mundo de los espíritus; este no es mi cuerpo el que ves, sino que yace en la tumba. Quiero decirte que cuando estabas en tu misión me contaste muchas cosas sobre el Evangelio, y el más allá, y que el mundo de los espíritus es tan real y tangible como la tierra. No podía creerte, pero cuando morí y fui allí y vi por mí mismo, me di cuenta de que habías dicho la verdad. Asistí a las reuniones [de tú Iglesia al otro lado del velo]. Levantó la mano y dijo con mucha sinceridad: ‘Creo en el Señor Jesucristo con todo mi corazón. Creo en la fe, y en el arrepentimiento, y en el bautismo para la remisión de los pecados, pero no puedo progresar más allá. Espero que tú hagas la obra por mí en el templo’”.

“[Alfred] continuó: ‘Toda nuestra familia allí [en el mundo de los espíritus] sabían cuando estabas tratando de decidirte a venir y trabajar en el templo. Eres observado de cerca, cada movimiento que haces se conoce allí, y nos alegramos de que vinieras. Todos te miramos como nuestra cabeza en esta gran obra. Quiero decirte que hay muchos espíritus que lloran y lloran porque tienen familiares en la Iglesia aquí que son descuidados y no están haciendo nada por ellos’”.

“Tres veces diferentes durante nuestra conversación me incliné sobre la mesa hacia él y le dije: ‘Alfred, miras, hablas y actúas perfectamente natural; no parece posible que estés muerto’. Y cada vez él me respondía: ‘Es sólo mi espíritu lo que ves; mi cuerpo está en la tumba’. Me habló de muchas cosas más, pero estas son las cosas que más me resaltaron. Se levantó y salió por la puerta por la que había entrado”.

“Mientras me sentaba a reflexionar sobre lo que había visto y oído, con mi corazón lleno de agradecimiento y gratitud a Dios, la puerta se abrió de nuevo, y mi hermano Alexander entró y se sentó en la silla que Alfred había ocupado. Había muerto en 1852 en Nueva Zelanda. Hice el trabajo tanto por él como por mi padre en abril de 1885. [Alexander] había venido de una esfera diferente. Se parecía más a un ángel, ya que su semblante era hermoso. Con una sonrisa muy agradable dijo: ‘Fred, he venido a agradecerte por hacer mi trabajo por mí, pero no llegaste lo suficientemente lejos’. Y se detuvo. De repente se me mostró en grandes caracteres: ‘Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón’ [1 Corintios 11:11]. Lo miré y le dije: ‘Creo que entiendo, quieres que te selle a tu esposa’. Él respondió: ‘Tienes razón … No necesito interpretarte las Escrituras, pero hasta que no se haga esa obra, no puedo avanzar un paso más’. Le respondí que el templo se completaría y dedicaría en unas cuatro semanas y luego lo atendería lo más rápido posible. ‘Sé que lo harás’, respondió, y luego se levantó y salió de la habitación, dejándome lleno de alegría, paz y felicidad más allá de toda descripción”. [1]

Lo que podemos aprender de este relato

La primera vez que leí esta historia del hermano Hurst, me llené de gozo. Noten que para algunas personas, el simple hecho de haber escuchado la palabra no significa que no tendrán otra oportunidad de realmente escucharla al otro lado del velo. Todos tendrán la oportunidad y privilegio de conocer al Salvador, y al igual que el hermano mayor de Hurst, y testificar de su divinidad. Cada rodilla se doblará y cada voz confesará que Jesús es el Cristo.   

Encuentro muy interesante saber de que hay personas que fueron elegidas, antes de la fundación del mundo, para llevar a cabo la obra vicaria por sus antepasados. Y por eso nacieron después de la restauración del Evangelio.

También, noten el patrón de revelación que el Espíritu lleva a cabo, al mostrarnos algunas cosas en olas de experiencia. En este caso fueron dos. Primero lo vino a visitar Alfred, el hermano mayor. En seguida vino su otro hermano, Alexander. Es por medio de dos testigos que la manifestación que recibió el hermano Frederick pudo llegar a una mayor comprensión.

Fuente: [1] Frederick W. Hurst, “Voices From The Past” (Diaries, Journals and Autobiographies), compiled by BYU Campus Education Week (además, ver partes de la cita en Doctrine and Covenants and Church History: Gospel Doctrine Teacher’s Manual Lesson 39: “The Hearts of the Children Shall Turn to Their Fathers,” y también, ver The Diary of Frederick William Hurst, Originally compiled by Samuel H. and Ida Hurst in 1961, Web site created by Joyce Holt in 2001: https://joyceholt.com/FWHurst/FWHhome.html

Fotografía: Michael-Hart-A_unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *