Evangelio

En este artículo podrás obtener una explicación sobre el significado de la palabra evangelio, tal como es aplicada en las escrituras y entre los Santos de los Últimos Días.

Una de las palabras más utilizadas entre los seguidores de Jesucristo es el término «Evangelio». En este artículo podrás obtener una explicación sobre el significado de esta palabra tal como es aplicada en las escrituras y entre los Santos de los Últimos Días. Al mismo tiempo, podrás tener una revisión del significado de términos relacionados como «el evangelio preparatorio», «el evangelio sempiterno» y «la plenitud del evangelio».

Qué significa la palabra evangelio

La palabra evangelio proviene del griego. Eu-angelion es una palabra compuesta que significa «las buenas noticias» o «las buenas nuevas«. Se habla de ellas en las escrituras como de un mensaje que se proclama y se difunde: las «buenas nuevas» que merecen ser compartidas para que lleguen al conocimiento de todos los hombres.

Inicialmente, uno puede pensar que este mensaje consiste solamente en la proclamación del mensaje de que Jesucristo ha venido al mundo. Que nació en Belén, que predicó y «anduvo haciendo bienes», que pagó por nuestros pecados en Getsemaní, que murió y que resucitó al tercer día y que, gracias a todos estos hechos, él tiene el poder para levantarnos de la muerte y para elevarnos a la exaltación y vida eterna.

El evangelio comprende el plan de salvación

Pero el mensaje de que Jesucristo ha venido al mundo no tendría sentido, en realidad, si no fuera por su aplicación práctica. El evangelio no sólo nos presenta los eventos históricos en torno a la vida de Jesucristo, sino también la manera de beneficiarnos de su sacrificio y la forma de relacionarnos con él. Su mensaje conduce a una vida más plena sobre la tierra, además de brindarnos la seguridad de la felicidad eterna.

La promesa del evangelio para este mundo y para el venidero

Aprended, más bien, que el que hiciere obras justas recibirá su galardón, sí, la paz en este mundo, y la vida eterna en el mundo venidero.

– Doctrina y Convenios 59:23, Doctrina y Convenios

La manera en que Jesucristo definió su evangelio

Quizás la definición más valiosa del concepto del evangelio se encuentra en 3 Nefi 27:13-21. En esta instrucción, dirigida a los doce discípulos nefitas, Jesucristo comienza a definir su evangelio de manera precisa, comenzando con las palabras «este es el evangelio que os he dado» y finalizando con las palabras «en verdad os digo que éste es mi evangelio».

Este es mi evangelio

13 He aquí, os he dado mi evangelio, y este es el evangelio que os he dado: que vine al mundo a cumplir la voluntad de mi Padre, porque mi Padre me envió.
14 Y mi Padre me envió para que fuese levantado sobre la cruz; y que después de ser levantado sobre la cruz, pudiese atraer a mí mismo a todos los hombres, para que así como he sido levantado por los hombres, así también los hombres sean levantados por el Padre, para comparecer ante mí, para ser juzgados por sus obras, ya fueren buenas o malas;
15 y por esta razón he sido levantado; por consiguiente, de acuerdo con el poder del Padre, atraeré a mí mismo a todos los hombres, para que sean juzgados según sus obras.
16 Y sucederá que cualquiera que se arrepienta y se bautice en mi nombre, será lleno; y si persevera hasta el fin, he aquí, yo lo tendré sin culpa ante mi Padre el día en que me presente para juzgar al mundo.
17 Y aquel que no persevera hasta el fin, este es el que también es cortado y echado en el fuego, de donde nunca más puede volver, por motivo de la justicia del Padre.
18 Y esta es la palabra que él ha dado a los hijos de los hombres; y por esta razón él cumple las palabras que ha dado; y no miente, sino que cumple todas sus palabras.
19 Y nada impuro puede entrar en su reino; por tanto, nada entra en su reposo, sino aquellos que han lavado sus vestidos en mi sangre, mediante su fe, y el arrepentimiento de todos sus pecados y su fidelidad hasta el fin.
20 Y este es el mandamiento: Arrepentíos, todos vosotros, extremos de la tierra, y venid a mí y sed bautizados en mi nombre, para que seáis santificados por la recepción del Espíritu Santo, a fin de que en el postrer día os presentéis ante mí sin mancha.
21 En verdad, en verdad os digo que este es mi evangelio; y vosotros sabéis las cosas que debéis hacer en mi iglesia; pues las obras que me habéis visto hacer, esas también las haréis; porque aquello que me habéis visto hacer, eso haréis vosotros.

– 3 Nefi 27:13-21, Libro de Mormón
Qué es el evangelio

El Evangelio es el plan de felicidad de nuestro Padre Celestial. La doctrina central del Evangelio es la expiación de Jesucristo.

El plan de Dios para la salvación del hombre, hecho posible mediante la expiación de Jesucristo. El Evangelio abarca las eternas verdades, o sea, las leyes, los convenios y las ordenanzas que son necesarios para que el género humano regrese a la presencia de Dios. Él restauró la plenitud del Evangelio a la tierra en el siglo diecinueve por medio del profeta José Smith.

– Guía para el Estudio de las escrituras | E Evangelio

Las leyes y ordenanzas del evangelio

Nuestro

Nos salvamos mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del evangelio

3 Creemos que por la expiación de Cristo, todo el género humano puede salvarse, mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio.

– Artículos de Fe 1:3, Nuevo Testamento
Los primeros principios y ordenanzas del evangelio

Creemos que los primeros principios y ordenanzas del Evangelio son:

  • primero, Fe en el Señor Jesucristo;
  • segundo, Arrepentimiento;
  • tercero, Bautismo por inmersión para la remisión de los pecados;
  • cuarto, Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo.
– Artículos de Fe 1:4, Perla de Gran Precio
<?=$titulo?>

El evangelio de Jesucristo es un Evangelio de arrepentimiento. Gracias a la expiación del Salvador, Su evangelio nos invita a seguir cambiando y creciendo, y a llegar a ser más puros. Es un Evangelio de esperanza, sanación y progreso; por tanto, ¡es un mensaje de gozo! Nuestro espíritu se regocija por cada pequeño paso que avanzamos.

Russell M. Nelson, «Mensaje de Bienvenida», Conferencia General de abril de 2021
Tipo de autor: Autoridad General
El evangelio comprende el plan de salvación
<?=$titulo?>

El evangelio de Jesucristo es el plan de salvación. Abarca todas las leyes, principios, doctrinas, ritos, ordenanzas, actos, poderes, autoridades y llaves necesarios para salvar y exaltar a los hombres en el más alto cielo del más allá. Es el convenio de salvación que hace el Señor con los hombres sobre la tierra.

Dos niveles de difusión del evangelio

El evangelio preparatorio

La plenitud del evangelio

La promesa de la plenitud del evangelio

La plenitud del Evangelio abarca la doctrina, los principios, las leyes, las ordenanzas y los convenios necesarios para que seamos exaltados en el Reino Celestial. El Salvador ha prometido que si perseveramos hasta el fin, viviendo fielmente el Evangelio, Él nos tendrá por inocentes ante el Padre en el Juicio Final (véase 3 Nefi 27:16).

El evangelio sempiterno

La restauración del evangelio

La restauración del evangelio en los últimos días

El Evangelio se ha predicado en su plenitud en todas las épocas en las que los hijos de Dios estaban preparados para recibirlo. En los últimos días, o sea, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, el Evangelio ha sido restaurado mediante el profeta José Smith.

Conclusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *