Biblicomentarios

Evangelio

En este artículo podrás obtener una explicación sobre el significado de la palabra evangelio, tal como es aplicada en las escrituras y entre los Santos de los Últimos Días.

Una de las palabras más utilizadas entre los seguidores de Jesucristo es el término “Evangelio”. En este artículo podrás obtener una explicación sobre el significado de esta palabra tal como es aplicada en las escrituras y entre los Santos de los Últimos Días. Al mismo tiempo, podrás tener una revisión del significado de términos relacionados como “el evangelio preparatorio”, “el evangelio sempiterno” y “la plenitud del evangelio”.

Qué significa la palabra evangelio

La palabra evangelio proviene del griego. Eu-angelion es una palabra compuesta que significa “las buenas noticias” o “las buenas nuevas“. Se habla de ellas en las escrituras como de un mensaje que se proclama y se difunde: las “buenas nuevas” que merecen ser compartidas para que lleguen al conocimiento de todos los hombres.

Inicialmente, uno puede pensar que este mensaje consiste solamente en la proclamación del mensaje de que Jesucristo ha venido al mundo. Que nació en Belén, que predicó y “anduvo haciendo bienes”, que pagó por nuestros pecados en Getsemaní, que murió y que resucitó al tercer día y que, gracias a todos estos hechos, él tiene el poder para levantarnos de la muerte y para elevarnos a la exaltación y vida eterna.

El evangelio comprende el plan de salvación

Pero el mensaje de que Jesucristo ha venido al mundo no tendría sentido, en realidad, si no fuera por su aplicación práctica. El evangelio no sólo nos presenta los eventos históricos en torno a la vida de Jesucristo, sino también la manera de beneficiarnos de su sacrificio y la forma de relacionarnos con él. Su mensaje conduce a una vida más plena sobre la tierra, además de brindarnos la seguridad de la felicidad eterna.

La manera en que Jesucristo definió su evangelio

Quizás la definición más valiosa del concepto del evangelio se encuentra en 3 Nefi 27:13-21. En esta instrucción, dirigida a los doce discípulos nefitas, Jesucristo comienza a definir su evangelio de manera precisa, comenzando con las palabras “este es el evangelio que os he dado” y finalizando con las palabras “en verdad os digo que éste es mi evangelio”.

Las leyes y ordenanzas del evangelio

Nuestro

Dos niveles de difusión del evangelio

El evangelio preparatorio

La plenitud del evangelio

El evangelio sempiterno

La restauración del evangelio

Conclusión


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.