Biblicomentarios

La frase “cuídate del orgullo” en Doctrina y Convenios

archivo de citas

“En Doctrina y Convenios el Señor emplea tres veces la frase ”cuídate del orgullo”, y hace una advertencia a propósito de él al segundo élder de la Iglesia, Oliverio Cowdery, y a Emma Smith, esposa del Profeta (D. y C. 23:1; 25:14; 38:39).”

Ezra Taft Benson, «Cuidaos del orgullo», Conferencia General de abril de 1989


Fuente

Esta es una ilustración  tomada de 

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

5 comentarios en “La frase “cuídate del orgullo” en Doctrina y Convenios”

    1. Buenos Días…
      Siempre e dicho que el orgullo es malo, el orgullo bueno no existe… A veces no entiendo porque un apóstol del Señor pueda utilizar la palabra orgullo…
      En días pasados leí un artículo en la revista Liahona donde el presidente Dieter F. Uchtdorf decir que se sentía orgulloso de la esposa que tiene…. Cualquiera que lo lea siendo miembro, inmediatamente pensaría,en el orgullo como algo bueno por venir de alguien como el …!

      1. Buenos días hno. Tengo entendido, como ud, que no hay orgullo bueno o malo,pero también entiendo que la palabra orgullo en inglés tiene varias acepciones,como por ejemplo sentirse complacido. Entonces debieron traducir las palabras del Elder Uchtdorf como sentirse complacido con su esposa, lo cual no tiene nada de malo, quien de nosotros no se ha sentido complacido con un logro de un hijo? Nuestro Padre Celestial se ha sentido complacido de Su Hijo Primogénito. Siento también que lo malo está en la vanagloria de lo que sea ya que eso lleva al orgullo y sabemos lo destructivo que es. Es mi opinión. Saludos.

        1. Estoy de acuerdo contigo. Creo que la clave está en el discurso mismo. En él, el presidente Benson dice que la nauraleza del orgullo (pecaminoso) es la comparación y la competencia. Si estoy complacido por los logros de mi hijo, ese es un sentimiento legítimo; como bien has dicho, el Padre se siente complacido con Jesucristo. Pero si lo que pretendo es que mi hijo siempre sea el número 1 y que siempre sea mejor que los demás (el espíritu de comparación y competencia), entonces entro en el campo minado de la soberbia.

      2. Tenemos un problema con la traducción de la palabra orgullo. Me temo, aunque no lo he comprobado plenamente, que las acepciones o sentidos no son los mismos que en el idioma inglés. Por supuesto que es legítimo sentirse orgulloso de la esposa o decirle a un hijo “me siento orgulloso de ti”. Creo que es cuestión del sentido con el que se dice. Hay una forma de orgullo basada en la comparación. “No hay nadie como yo”, “soy el mejor discursante, el mejor líder, el mejor ratero (porque aplica también para lo malo)” son los sentimientos que nos van minando hasta destruirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.