La importancia de Betania en la vida de Jesucristo

    0
    1193

    Durante sus viajes a Jerusalén, Jesús escogía hospedarse en la pequeña villa de Betania, hogar de Marta y de María. Muchos eventos significativos tuvieron lugar en este sitio.

    Pasaje base

    Juan 11:1
    Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta, su hermana. (Nuevo Testamento | Juan 11:1)

    Betania, hogar de Marta y María

    © 2014, Juan Pablo Marichal Catalán

    La importancia de Betania

    Juan explica que Betania se hallaba a 15 estadios de Jerusalén (Juan 11:18). La medida utilizada aquí es el estadio griego, que medía 174.125 metros. Por lo tanto, la distancia entre Betania y Jerusalén era menos de tres kilómetros (¡muy cerca!).

    Se puede con toda propiedad considerar a Betania como el hogar de Jesús en Judea (siendo Capernaúm el hogar en Galilea), ya que solía hospedarse aquí durante sus viajes a Jerusalén, en el hogar de Marta y María, con quienes estableció una relación entrañable (Lucas 10:38–42; Juan 11:5).

    El levantamiento de Lázaro a la vida sucedió en este lugar, y no mucho después, se realizaría aquí una reunión en casa de Simón el leproso, en la cual María ungiría a Jesús con perfume, en preparación para la fase final de su misión (Juan 11:1; Juan 12:1–8). Desde aquí, o cerca de aquí, se orquestaría e iniciaría la marcha que culminaría en la entrada triunfal a Jerusalén (Marcos 11:1–2).

    Toda la última semana de su vida (la típicamente llamada “Semana Santa“), Jesús alternaría entre Jerusalén y Betania, hospedándose en esta ciudad por las noches (Mateo 21:17; Marcos 11:11). Tras de su resurrección, Jesús capacitó a sus discípulos por 40 días en Jerusalén y Galilea. Finalmente, les reunió de nuevo en Betania y fue desde esta ciudad escogida que ascendió a los cielos (Lucas 24:50–53).

    Actualmente Betania es conocida como “la villa de Lázaro” (el `Azareyeh). Aunque es una villa pequeña, se exhibe en ella el lugar del sepulcro de Lázaro, según es ubicado por la tradición.

    Betania, hogar de Marta y María

    Betania es una pequeña villa cercana al desierto y rodeada de higueras, almendros y olivos. Su nombre significa “casa de pobreza” o “casa de aflicción”, en alusión a su ubiciación próxima al desierto de Judea.




    Compartir
    JPMarichal
    JPMarichal se define a sí mismo como un investigador permanente del evangelio. Aunque se crió en una familia atea encontró a Jesucristo (o Jesucristo le encontró a él) cuando tenía 12 años de edad. Como resultado de una experiencia espiritual, se bautizó en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1984 y desde entonces ha desarrollado diversos métodos para el aprendizaje y la enseñanza eficaz del evangelio. Puedes conocer más sobre su conversión y su historia en Acerca del autor.