Pendón a las naciones

Uno de los símbolos más repetidos particularmente en el libro de Isaías es el "pendón a las naciones". En este artículo se proporciona el significado de este símbolo.

Uno de los símbolos más repetidos particularmente en el libro de Isaías es el “pendón a las naciones”. En este artículo se proporciona el significado de este símbolo.

El pendón a las naciones en el libro de Isaías

Un pendón es una bandera o estandarte, una tela con alguna insignia unida a una vara con el objetivo de hacerla claramente visible.

En Isaías, este pendón o estandarte tiene el propósito de congregar a las naciones alrededor de él. Por ejemplo, la primera aparición de este símbolo se encuentra en Isaías 5:26, y lo describe de esta manera:

Alzará pendón a naciones lejanas, y silbará al que está en el extremo de la tierra; y he aquí que vendrá pronto y velozmente.

La profecía dice que no habrá entre ellos cansado, ni con sueño y que todos los obstáculos para llegar al estandarte serán eliminados (versículo 27).

Levantaré mi bandera

Seguramente, la profecía de Isaías más conocida en este respecto es la de Isaías 49:22-23

22 Así dijo Jehová el Señor:«He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones y a los pueblos levantaré mi bandera; traerán en brazos a tus hijos y tus hijas serán traídas en hombros.

23 Reyes serán tus ayos y sus reinas, tus nodrizas…

Isaías 49:22-23

En todos estos pasajes se puede observar el propósito de Dios de congregar a las naciones alrededor de su pendón o estandarte. Se trata de una convocatoria extendida a los justos de todas partes para recuperar al Israel disperso. En la conocida profecía sobre la raíz de Isaí, el lenguaje es hermoso:

10 Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí,
la cual estará puesta por pendón a los pueblos,
será buscada por las gentes;
y su habitación será gloriosa.
11 Asimismo, acontecerá en aquel tiempo
que Jehová alzará otra vez su mano
para recobrar el resto de su pueblo
que aún quede en Asiria, Egipto,
Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat,
y en las costas del mar.
12 Levantará pendón a las naciones,
juntará los desterrados de Israel
y desde los cuatro confines de la tierra
reunirá a los esparcidos de Judá.

Isaías 11:10-12

De manera que aquí tenemos la primera pista sobre el significado del pendón a las naciones. Se trata de una entidad con respecto a la cual se lanzará una convocatoria o proclamación a las naciones, para lograr el recogimiento de Israel.

El profeta José Smith y el símbolo del pendón a las naciones

En el pasaje de Isaías 11 se hace mención de la raíz de Isaí, símbolo que en la revelación de Doctrina y Convenios 113:5-6 se interpreta en esta forma:

 5 ¿Qué es la raíz de Isaí, de la cual se habla en el décimo versículo del capítulo once?
 6 He aquí, así dice el Señor: Es un descendiente de Isaí, así como de José, a quien por derecho pertenecen el sacerdocio y las llaves del reino, y será por estandarte y para el recogimiento de mi pueblo en los postreros días.

Doctrina y Convenios 113:5-6

Como sabemos, este “descendiente de Isaí, así como de José” no es otro que el Profeta José Smith. Entonces, ¿cómo se relaciona José Smith con este símbolo del pendón a las naciones?

La respuesta clara es que José Smith sería el instrumento por medio del cual se izaría este pendón. Es decir, que a través de él el Señor iniciaría el recogimiento de Israel.

El significado del pendón a las naciones

Teniendo ya todas las piezas, podemos comenzar a vislumbrar el significado del pendón a las naciones. Es una institución encargada de proclamar e instrumentar el recogimiento de Israel, en la cual se reunirán los justos. El élder Bruce R. McConkie, en su magna obra “Doctrina Mormona”, lo explica con estas palabras:

Muchas profecías antiguas predijeron que en los últimos días el Señor establecería un pendón a las naciones, un estandarte bajo el cual podrán reunirse Israel y todos los justos de las naciones. (Isa. 5:26; 11:10-12; 18:3; 30:17-26; 31:9; 49:22; 62:10; Zac. 9:16.) Este pendón es el nuevo y sempiterno convenio, el evangelio de salvación (DYC 49:9.); es la gran Sión de los últimos días (DYC 64:41-43); es la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En Doctrina y Convenios 64:41-42, el Señor proporciona mucha claridad a este respecto:

41 Porque, he aquí, os digo que Sion florecerá, y la gloria del Señor descansará sobre ella;
 42 y será por estandarte al pueblo, y vendrán a ella de toda nación debajo de los cielos.

Doctrina y Convenios 64:41-42

La proclamación a las naciones

Por lo tanto, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cumple su función al extender una proclamación a las naciones para separar a los justos de entre ellas y que Israel se congregue en un solo lugar, en preparación de la Segunda Venida de Jesucristo. En palabras del profeta Zacarías:

Jehová, su Dios, los salvará en aquel día
como rebaño de su pueblo,
y como piedras de diadema
serán enaltecidos en su tierra.

Zacarías 9:16

Por lo tanto, los miembros de la Iglesia salen en misiones y proclaman el evangelio, para reunir a todo aquel que preste atención para escucharlo. El mandamiento a los miembros de la Iglesia es el de alzar este pendón, para que sea visible.

10 ¡Pasad, pasad por las puertas;
barred el camino al pueblo;
allanad, allanad la calzada,
quitad las piedras,
alzad pendón ante los pueblos!

Isaías 62:10

El mandamiento para quienes vean este pendón es el de congregarse a su alrededor y prestar atención a los mandamientos de Dios.

3 Vosotros, todos los moradores del mundo
y habitantes de la tierra,
cuando se levante bandera en los montes,
mirad;
y cuando se toque trompeta,
escuchad,

Isaías 18:3

Conclusión

El Señor se ha propuesto recoger a los justos de entre las naciones en preparación para su Segunda Venida. Las advertencias y promesas del Señor son notables, y el mandamiento del Señor de predicar el evangelio y de bautizarse y convertirse adquiere un tono de urgencia en los siguientes versículos.

8 Por tanto, es mi voluntad que todo hombre se arrepienta; porque todos están bajo pecado, salvo los que he apartado para mí, hombres santos de los cuales no sabéis.
 9 Os digo, pues, que os he mandado mi convenio sempiterno, el mismo que existió desde el principio.
 10 Y lo que he prometido, lo he cumplido, y las naciones de la tierra se inclinarán a él; y si no lo hacen de sí mismas, serán derribadas, porque lo que ahora de sí mismo se ensalza será despojado de poder.
 11 Por tanto, os doy el mandamiento de ir entre los de este pueblo y decirles, como mi apóstol de la antigüedad, cuyo nombre era Pedro:
 12 Creed en el nombre del Señor Jesús, que estuvo en la tierra, y que ha de venir, el principio y el fin;
 13 arrepentíos y sed bautizados en el nombre de Jesucristo, según el santo mandamiento, para la remisión de pecados;
 14 y el que hiciere esto recibirá el don del Espíritu Santo, por la imposición de las manos de los élderes de la iglesia.

Doctrina y Convenios 49:8-14

Este es el propósito y significado de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el pendón levantado a las naciones por el Señor en estos, los últimos días, en cumplimiento de las profecías anunciadas por el profeta Isaías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *