Biblicomentarios

[wbcr_php_snippet id="121203"]

Por qué Mahatma Gandhi no se hizo cristiano

Una lamentable experiencia de Mahatma Gandhi determinó el hecho de que no se convirtiese finalmente al cristianismo. ¿Cómo harías que cambie la situación si Gandhi asistiera a tu barrio?

Me ha dado mucha tristeza conocer una experiencia vivida por Mahatma Gandhi, la cual me ha sido causa de profunda reflexión. Gandhi leyó en su juventud la Biblia y, como a mí, el Sermón del Monte le llamó poderosamente la atención. Gandhi creía firmemente que el conocimiento del evangelio de Jesucristo podía ser una esperanza para su país. ¿Por qué entonces, no se convirtió al cristianismo y permaneció siendo hindú? La respuesta debe ser un llamado de atención para todos los maestros y líderes cristianos. La experiencia de Gandhi es la siguiente:

[wpv-view id=”168615″ ids=”168699″]

Aunque sé que el racismo ya no es común en nuestras congregaciones, el tema de hacer diferencias sigue siendo vigente. Seguramente, el comité de bienvenida que recibió a Gandhi no sabía lo que se estaba perdiendo al desatender a una sola persona. Es fácil que algunas personas pasen desapercibidas en nuestros grupos, clases y barrios, ya que exige un esfuerzo depurar las listas, darles seguimiento y prestar atención. En ese sentido, esta reflexión tiene repercusiones para con la obra misional y afecta todos los aspectos de la enseñanza.

  • Como miembros: ¿sabemos hacer bienvenidos a nuestros investigadores y nuevos conversos?
  • Como líderes: ¿hacemos diferencias en alguna medida?
  • Como maestros: ¿escuchamos a todos, conocemos a nuestras ovejas, sentimos sus necesidades? ¿O tenemos la vista fija en el manual, estamos demasiado preocupados por “dar una clase” y perdemos de vista al que se sienta aislado, al que no participa y al que es nuevo en nuestro grupo?

Tal vez puedas encontrar más dimensiones.

[wpv-view id=”168780″ ids=”168773″]

Las siguientes lecciones del manual “Enseñar a la manera del Salvador“, preparado por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, nos pueden servir para corregir este problema y ser nosotros mismos más receptivos. ¡Ojalá hubiera sido la lectura del comité de bienvenida que recibió a Gandhi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.