El escritor David Butler explicó con claridad lo que significan las palabras "Recibe el Espíritu Santo", que se pronuncian durante la ordenanza de la confirmación.

Cuando nos bautizamos como miembros de la Iglesia restaurada de Jesucristo, somos elegibles para recibir el don del Espíritu Santo. Si decidimos participar en esa ordenanza, los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec ponen sus manos sobre nuestra cabeza y, después de confirmarnos miembros de la Iglesia, dicen estas palabras: “Recibe el Espíritu Santo”. Y, al igual que las victorias de campeonato, esto no sucede al azar. Estas palabras de la ordenanza no son un mandato para que el cielo nos envíe al Espíritu Santo, sino el consejo e instrucción de que nosotros debemos recibirlo.

Fuente

Esta es una ilustración  tomada de 

David Butler, «Spirit»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *