Ven, Sígueme desata el poder de la familia

programa ven sígueme teleconferencia familiar
El presidente Jan E. Newman compartió una ilustración sobre la manera en que el programa Ven, Sígueme desata el poder de la unión familiar.

Mi siguiente sugerencia puede ilustrarse mediante una experiencia que tuve hace unos meses, cuando pasé a visitar a un querido amigo. Alcancé oír a su esposa dentro de la casa hablando con alguien, así que me disculpé de inmediato para que mi amigo pudiera volver con su familia.

Más o menos una hora más tarde, recibí este mensaje de texto de su dulce esposa: “Hermano Newman, gracias por pasar a vernos. Deberíamos haberlo invitado a entrar, no obstante, quiero compartir con usted lo que estábamos haciendo. Desde que comenzó la pandemia, todos los domingos analizamos Ven, sígueme con nuestros hijos adultos a través de Zoom. Aquello ha obrado milagros, literalmente. Creo que es la primera vez que nuestra hija ha leído el Libro de Mormón por su cuenta. Hoy era la última lección sobre el Libro de Mormón y estábamos terminando cuando pasó usted a vernos […]. Creí que le interesaría oír cómo Ven, sígueme, Zoom y la pandemia han brindado la oportunidad en el momento justo de cambiar un corazón. Aquello me hace pensar en cuántos pequeños milagros habrán ocurrido durante estos tiempos inusuales”.

A mi parecer, esto es el cumplimiento de la promesa que el presidente Russell M. Nelson hizo en octubre de 2018. Él dijo que el aprendizaje del Evangelio centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia “tiene el potencial de desatar el poder de las familias al seguir cada una de ellas dicho curso, de manera consciente y cuidadosa, para transformar su hogar en un santuario de fe. Prometo que a medida que trabajen con diligencia para remodelar su hogar, centrándolo en el aprendizaje del Evangelio, con el tiempo sus días de reposo serán verdaderamente una delicia. Sus hijos estarán entusiasmados por aprender y vivir las enseñanzas del Salvador […]. Los cambios en su familia serán notables y duraderos”. ¡Qué hermosa promesa!

Fuente

Esta es una ilustración  tomada de 

Presidente Jan E. Newman, «Enseñar a la manera del Salvador», Conferencia General de abril de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *